martes, 16 de diciembre de 2014

FIN DE FIESTA

Nicolás Maduro y sus cómplices no han calculado bien las cuentas del país, que es como decir las de ellos. Lo cierto es que de ahora en adelante, y casi de raíz, cesarán ciertas prácticas corruptas que tienen a la nación al borde de la quiebra.
Las marchas a favor o en contra sobre asuntos nacionales, pagadas por el régimen a los asistentes para garantizar su presencia en actos oficialistas, serán cada día menos frecuentes y poco concurridas.
Los viajes al exterior de altos funcionarios del régimen, casi todos, hasta ahora, para hacer turismo y adquirir ropa costosa de marca se reducirá notablemente e igualmente se disminuirá el número exagerado de las comitivas.
Al sector público se le disminuirá su tamaño. Los asesores revolucionarios emigrarán a otros países para disfrutar lo mal gastado.
Los bolichicos, las bolichicas y los funcionarios públicos pondrán a buen resguardo sus joyas y relojes de miles de dólares. Se reducirá por tanto el exhibicionismo impúdico de hoy.
Se reestructurará la administración pública, eliminando y fusionando ministerios y se descargará a PDVSA de todo lo que no es petróleo.
Se renegociarán todo los convenios petroleros que incluyen subsidios y descuentos y se cobrará alguna parte de la deuda que tienen actualmente con PDVSA.
Se hará silenciosamente una auditoría financiera y operativa de PDVSA, empresas de Guayana, el sector eléctrico, Fondo financiero, importación de alimentos y bienes y servicios. Probablemente no se hallarán culpables por el desastre que se encontrará, pero por lo menos, se reducirá la corrupción, la improvisación y la mala gerencia.
Se revisará con criterio técnico el presupuesto nacional y se reducirá al mínimo los gastos no programados.
La unificación cambiaria, el control de precios y el aumento de la gasolina no podrán desarrollarse en forma aislada, deberán formar parte de un plan que incluya las recomendaciones ya dadas, la reestructuración del BCV, la reducción de la liquidez monetaria, dejar de imprimir bolívares sin respaldo y el diseño de planes sociales que neutralicen el impacto negativo que tendrán estas medidas sobre los que menos tienen.
Se analizará el costo beneficio de nuestro servicio exterior, embajadas, consulados, Unasur, Mercosur, etc.
Se nombrará una comisión de altísimo nivel profesional para que estudie y proponga recomendaciones sobre el sistema educativo en todos sus niveles. La meta principal se enfocará en disminuir la exclusión y la deserción escolar, construir nuevas escuelas, mejorar la infraestructura de nuestras destartaladas escuelas públicas y modernizar las estrategias pedagógicas. Se le dará prioridad al sector de investigación científico y se promoverán planes de desarrollo para la modernización del país.
Se evaluará y se reestructurará al sistema social: seguros y pensiones, ley del trabajo.
Se urbanizará el agro y nuestras fronteras. Pasaremos de una agricultura de susbsistencia a la industrialización de los productos de la tierra.
Por último, aunque quede mucho por fuera, algunas recomendaciones para el señor Maduro: Hágase menos visible. Deje que los ministros y presidentes de empresas de estado informen a la ciudadanía. No hable por televisión todos los días, usted se cansa y cansa al público. No insulte a nadie. Usted no tiene derecho a acusar al ciudadano de criminal, ladrón, terrorista, etc, sin que hayan sido investigados y sometidos a juicio. No trate de hacerse el simpático. Usted no lo es ni podrá serlo.
No hable todo el tiempo de “pueblo”. Lo que queremos en Venezuela son ciudadanos respetuosos de las leyes, trabajadores productivos, empresarios modernos, sindicatos responsables. Si no le gusta el sector privado simplemente no lo mencione pero no le desacredite ni lo insulte ni descalifique a sus dirigentes. Aunque el señor Maduro no lo crea, él podría aprender mucho de alguien como Jorge Roig que ha pasado por los vericuetos de la política y del empresariado.

PD: Hoy amanecí con ganas de perder el tiempo dándole algunas ideas a los ineptos que nos gobiernan con la vana esperanza de rescatar algo del futuro.

quiroscorradi@gmail.com


miércoles, 3 de diciembre de 2014

Tips Petroleros

I. Las rocas de donde se extrae una producción nueva y abundante de petróleo y gas se llaman lutitas. Hay una gran confusión, algunos insisten en llamarlas esquistos. Desde el punto de vista geológico el esquisto es una roca diferente. Sin embargo, se entiende la confusión porque buscadores como google traducen “shale” como esquisto, lo cual es incorrecto. Ya hay en la red suficientes explicaciones al respecto.
II. El Decreto del Libertador de 1829 no le transfirió las minas de la Corona al Estado. Las colocó en cabeza de la República. Hay varias diferencias. La Corona era el Estado, era el gobierno, era lo individual (el Rey), mientras que el concepto de República para Bolívar era igual al de Nación, que somos todos los ciudadanos venezolanos. Tan es así, que el artículo 2 de ese Decreto le permite a la República ceder o vender la propiedad de las minas a los venezolanos que cumplan con ciertos requisitos. De manera que ese Decreto no estatiza el petróleo, al contrario, permite que se les ceda la propiedad del petróleo a los ciudadanos, como siempre ha debido ser. Creo que hay que rehabilitar a Bolívar y no seguirle atribuyéndole la estatización del petróleo.
III. Lo que pasó en la OPEP estaba anunciado. El viaje de Ramírez era inútil y él lo sabía. Arabia Saudita no reducirá voluntariamente la producción si corriera el riesgo de perder mercados que, dentro de un corto plazo, serán fuentes de competencias para otros suplidores. A pesar de que el mercado lo tendrá el que haga la mejor oferta, el que ya está allí tiene la ventaja de conocer a los clientes, las instalaciones, el gobierno, en fin el mercado es ventaja. Por eso, la discusión de precios versus mercado es una que nosotros hemos perdido con nosotros mismos.
IV. Arabia Saudita no entrará en una guerra intensa de precios con los Estados Unidos. Llegarán a un acuerdo que posiblemente retrase algo la producción de gas y petróleo de lutita en los Estados Unidos, pero este país ya le tomó el gusto a la autosuficiencia energética y hará todo lo necesario, recurriendo a subsidios e impuestos a las importaciones para defender su independencia energética.
V. No sé si Arabia Saudita y Estados Unidos han hecho algunos arreglos para sacar parte del petróleo ruso del mercado europeo, pero esas podrán ser las consecuencias, planificadas o no, cuando el mercado norteamericano sea autosuficiente con capacidad de exportación, tanto de gas como de crudo.
VI. De cada 10 decisiones que toma la OPEP, 8 o 9 ya están acordadas antes de empezar la reunión. Los ministros se comunican por teléfono y establecen acuerdos. Por lo general, cuando se llega a la reunión no es mucho lo que hay que discutir. Hay excepciones como la de hace años en Londres, cuando se estableció el record de una larga discusión de 8 días de duración siendo Humberto Calderón el ministro de petróleo de Venezuela.
VII. Las relaciones personales de los ministros juegan un papel importante en las reuniones. En una ocasión transcurrieron 3 reuniones donde era importante ponerse de acuerdo, pero no se hizo por los enfrentamientos personales entre los ministros de Arabia Saudita e Irán.
VIII. Arabia Saudita controla todas las decisiones de producción de los países del Golfo, excepto Irán. En una ocasión los Emiratos Árabes pretendieron tomar una línea diferente a la de Arabia Saudita y el  Gran Visir autorizó al Rey de este país para que encargara de las negociaciones a su ministro, dejando al de los Emiratos Árabes sin poder alguno.
IX. Yo admiro el optimismo de muchos grupos de expertos en Venezuela y fuera de ella, que se reúnen para buscarle una solución a la industria petrolera nacional. Realmente es encomiable. Sin embargo, creo que hay que tener un nuevo enfoque. Lo más importante es arreglar el consumo interno para no tener que importar hidrocarburos porque no habrá industrialización en Venezuela si no hay energía disponible. Esa parece ser una prioridad porque el mercado de exportación del gas costa fuera y el petróleo de la Faja podría cerrarse. Más aún, insistir en el negocio de exportación de hidrocarburos como prioridad genera dinero pero invertir nuestra energía en el territorio nacional crea riqueza. Veamos si alguna vez entendemos la diferencia entre ambas.

PD: Además, debemos examinar proyectos intensos en energía para usarlos como el vehículo indirecto de exportar hidrocarburos.

quiroscorradi@gmail.com


jueves, 30 de octubre de 2014

SACUDONES

Los últimos cambios en el gabinete ejecutivo de la presidencia de la República dan, a los que no están dentro del monstruo, mucho para especular. El nombramiento de Rafael Ramírez en la Cancillería, la designación de Delpino para la presidencia de PDVSA y de Chávez al Ministerio de Energía y Petróleo, respectivamente, sugieren que, de hecho, Ramírez ahora manda en los 3 cargos y esto se corrobora con sus constates declaraciones sobre petróleo. Veremos quien asistirá a representar a Venezuela en la próxima reunión de la OPEP.
El sacudón en el alto mando militar y en el Ministerio del Interior y Justicia, a primera vista, pareciera que: 1. Rodríguez Torres cayó en desgracia ¿Eso quiere decir que Maduro apoya o le teme a los colectivos o como dicen algunos, la procesión ya venía por dentro? Si esto último es verdad ¿por qué?
2. Padrino es el hombre fuerte de hoy, controla las 2 posiciones clave de la Fuerza Armada, en lo operativo y en lo administrativo. O sea, es un ministro de la Defensa con poder de fuego. Algo que hace rato no veíamos.
3. La Almirante en Jefe pasa del Ministerio de la Defensa a una posición muy delicada como ministro de Interior y Justicia, donde muchos han fracasado y no se sabe cuánto poder o delegaciones le darán o si esta designación es de corto plazo ante la aparente prisa de remover a Rodríguez Torres.
4. El cambio de comandante de la Guardia Nacional también es interesante ¿qué podemos esperar, más violencia o algo de respeto a los derechos ciudadanos?
5. ¿Hay una verdadera pugna entre Maduro y Cabello y si la hay, quién ganó esta vuelta? Creo, a primera vista, que Maduro.
6. ¿Quién gana con las constantes promociones hacia abajo de Elías Jaua, a quien no se debe subestimar?
Ahora tenemos a Maduro, Cabello, Ramírez y Padrino como quienes controlan la fuerza y el dinero (lo poco que queda). ¿Quién de los cuatro apagará la luz?

PILDORITAS
-   Al despertar pensó de cuál problema se libraría hoy. Cambió al Alto Mando Militar. Esa noche no pudo dormir.
-    Padrino  tiene dos ahijados.
-   ¿Por qué preocuparse si en el presupuesto 2015 el petróleo sube de $50 a $60 por barril?
-   Llamada de la Isla. ¡Oye tú, anda preparando la maleta, vacía tu escritorio y chequea tus cuentas, que hay que ponerse livianito!
-   Cuando el oficial pidió permiso para iniciar el acto, se le cayó la Constitución.
-   El nuevo ministro contempló con cara de asombro el impresionante desfile militar de tanques, cohetes y cañones. Dios mío, ¿esta vaina funcionará?
-   A Ramírez lo llaman el triple coronado.
-   Pidió angulas, caviar, caracoles, paté fresco y todos los rechazó por no gustarles. Pidió cachapa y queso blanco. No había. A la medianoche se comió un emparedado en su lujosa suite del hotel 5 estrellas. ¡A mí no me lleven más a esa taguara! Le gritó al silencio.
-   El desconocido cruzó la calle y le preguntó al buhonero: “¿a cómo tienes la barra de oro?”
-   En una panadería de Caracas había un letrero: “cuando usted termine de leer esto, los precios habrán subido el 10 por ciento”.
-   Maduro heredó lo mal hecho para hacerlo peor.
-   Al oír el himno nacional y al reconocer las múltiples cabezas del imponente desfile, a Maduro se le oyó murmurar, “¡Carajo, Chávez, que grande eres!”
-   Cuando grababa su próxima cadena de radio y televisión expresó: “y ahora oirán el sacudón que les prometí” … y se fue la luz. Cuando se iluminó la ciudad el mensaje era otro.
-   Trajo mucho dinero para comprar consciencia. Ya todas estaban vendidas.

-   Al nuevo ministro le preguntó un extranjero: ¿A ti quién te recomendó? “Solo sé que a mí no me apadrinaron”.
quiroscorradi@gmail.com

miércoles, 22 de octubre de 2014

MENUDENCIAS PETROLERAS

Para simplificar un poco la interminable discusión sobre los precios petroleros quisiera comentar 3 variables:
1. ARABIA SAUDITA. En noviembre habrá una reunión muy importante de la OPEP. Lo fundamental es discutir si conservar y abrir mercados es más importante que mantener precios. Todo, por supuesto, dentro de extremos manejables. Arabia Saudita parece inclinarse a favor de conservar y buscar nuevos mercados en un momento cuando los antiguos pudieran dejar de serlos en breve tiempo (Estados Unidos). Los sauditas y los Estados Unidos podrían aliarse para competir con Rusia en el mercado europeo. Creo que Arabia Saudita cerraría producción solo cuando los bajos precios atenten drásticamente contra la producción de petróleo y gas de lutitas en los Estados Unidos. El mundo da muchas vueltas. En el pasado los sauditas negociaron con los Estados Unidos hasta donde podían subir los precios petroleros. Ahora discutirán hasta dónde pueden bajar. Hay demasiadas tensiones en el Medio Oriente como para que Arabia Saudita tome acciones directas radicales contra los intereses de su “protector”. Los otros países productores del Golfo harán lo que decida Arabia Saudita. Irán está en espera de una reducción de las sanciones que se le han impuesto. Aspiran a retomar sus volúmenes de exportación y, por esta vez, podrían estar de acuerdo con mantener el status quo.
En resumen, parece que no habrá recortes de producción por parte de la OPEP y si los hay serán proforma. Además, Arabia Saudita no será, por esta vez, el salvador solitario de los demás países que tienen poco o nada que contribuir.
2. Precios y presupuestos. Dos comentarios sobre los cálculos del precio del petróleo que se requiere para cumplir los presupuestos de algunos países. Uno, excluyo a Venezuela de todo cálculo posible porque el ingreso petrolero nunca será suficiente para cubrir los caprichos, la corrupción y la pésima administración del socialismo del Siglo XXI. Dos, todo negocio que está tambaleándose tiene 2 opciones: aumentar los ingresos o disminuir los costos (o ambos). Me pregunto si algunos de los analistas revisaron el contenido de los presupuestos de esos países. El problema de naciones que dependen del precio del petróleo para financiarse es que es la única variable que manejan. Todos salen corriendo a la OPEP para, mediante un “cartelazo”, tapar un problema sin solucionarlo. Lo más seguro es que en Venezuela, con un ajuste presupuestario serio y algunas diversificaciones de la economía, pudiéramos vivir con un precio de $70 por barril y hasta menos. Además, la reducción del precio del petróleo no afecta a Venezuela sino en el tiempo. Ahora, necesitaremos menos años para terminar de destruir al país.
3. Precios y lutitas. A $80 por barril más de un nuevo proyecto de producción de las lutitas no será rentable. Por debajo de $80 se afectarán algunos campos ya operativos. Sin embargo, la mayoría de los analistas concluyen que el petróleo y el gas de las lutitas vinieron para quedarse. 1. La apuesta es que en poco tiempo los precios repuntarán. 2. Los investigadores buscan constantemente una mejoría de la productividad de las lutitas y ya se ha logrado alguna. 3. Los Estados Unidos no van a regresar a ser energía dependientes en gran escala. Si fuera necesario le impondrían un impuesto a las importaciones, subsidiarían a los productores, además de tomar otras medidas para proteger la producción doméstica de petróleo y gas.
PD: No entiendo porque en Venezuela, país de alta inflación por muchos años, se comparan los egresos e ingresos en términos corrientes y no en valores reales. Por ejemplo, en los Estados Unidos, país de baja inflación, en 1980 con $0,33 se podía comprar lo que se adquiere hoy con $1, con $0.13 en 1959 y con $0,73 en el 2000. No nos dice nada comparar los ingresos petroleros de Venezuela de hace 10 o 20 años con los de hoy en términos corrientes.
quiroscorradi@gmail.com