jueves, 30 de octubre de 2014

SACUDONES

Los últimos cambios en el gabinete ejecutivo de la presidencia de la República dan, a los que no están dentro del monstruo, mucho para especular. El nombramiento de Rafael Ramírez en la Cancillería, la designación de Delpino para la presidencia de PDVSA y de Chávez al Ministerio de Energía y Petróleo, respectivamente, sugieren que, de hecho, Ramírez ahora manda en los 3 cargos y esto se corrobora con sus constates declaraciones sobre petróleo. Veremos quien asistirá a representar a Venezuela en la próxima reunión de la OPEP.
El sacudón en el alto mando militar y en el Ministerio del Interior y Justicia, a primera vista, pareciera que: 1. Rodríguez Torres cayó en desgracia ¿Eso quiere decir que Maduro apoya o le teme a los colectivos o como dicen algunos, la procesión ya venía por dentro? Si esto último es verdad ¿por qué?
2. Padrino es el hombre fuerte de hoy, controla las 2 posiciones clave de la Fuerza Armada, en lo operativo y en lo administrativo. O sea, es un ministro de la Defensa con poder de fuego. Algo que hace rato no veíamos.
3. La Almirante en Jefe pasa del Ministerio de la Defensa a una posición muy delicada como ministro de Interior y Justicia, donde muchos han fracasado y no se sabe cuánto poder o delegaciones le darán o si esta designación es de corto plazo ante la aparente prisa de remover a Rodríguez Torres.
4. El cambio de comandante de la Guardia Nacional también es interesante ¿qué podemos esperar, más violencia o algo de respeto a los derechos ciudadanos?
5. ¿Hay una verdadera pugna entre Maduro y Cabello y si la hay, quién ganó esta vuelta? Creo, a primera vista, que Maduro.
6. ¿Quién gana con las constantes promociones hacia abajo de Elías Jaua, a quien no se debe subestimar?
Ahora tenemos a Maduro, Cabello, Ramírez y Padrino como quienes controlan la fuerza y el dinero (lo poco que queda). ¿Quién de los cuatro apagará la luz?

PILDORITAS
-   Al despertar pensó de cuál problema se libraría hoy. Cambió al Alto Mando Militar. Esa noche no pudo dormir.
-    Padrino  tiene dos ahijados.
-   ¿Por qué preocuparse si en el presupuesto 2015 el petróleo sube de $50 a $60 por barril?
-   Llamada de la Isla. ¡Oye tú, anda preparando la maleta, vacía tu escritorio y chequea tus cuentas, que hay que ponerse livianito!
-   Cuando el oficial pidió permiso para iniciar el acto, se le cayó la Constitución.
-   El nuevo ministro contempló con cara de asombro el impresionante desfile militar de tanques, cohetes y cañones. Dios mío, ¿esta vaina funcionará?
-   A Ramírez lo llaman el triple coronado.
-   Pidió angulas, caviar, caracoles, paté fresco y todos los rechazó por no gustarles. Pidió cachapa y queso blanco. No había. A la medianoche se comió un emparedado en su lujosa suite del hotel 5 estrellas. ¡A mí no me lleven más a esa taguara! Le gritó al silencio.
-   El desconocido cruzó la calle y le preguntó al buhonero: “¿a cómo tienes la barra de oro?”
-   En una panadería de Caracas había un letrero: “cuando usted termine de leer esto, los precios habrán subido el 10 por ciento”.
-   Maduro heredó lo mal hecho para hacerlo peor.
-   Al oír el himno nacional y al reconocer las múltiples cabezas del imponente desfile, a Maduro se le oyó murmurar, “¡Carajo, Chávez, que grande eres!”
-   Cuando grababa su próxima cadena de radio y televisión expresó: “y ahora oirán el sacudón que les prometí” … y se fue la luz. Cuando se iluminó la ciudad el mensaje era otro.
-   Trajo mucho dinero para comprar consciencia. Ya todas estaban vendidas.

-   Al nuevo ministro le preguntó un extranjero: ¿A ti quién te recomendó? “Solo sé que a mí no me apadrinaron”.
quiroscorradi@gmail.com

miércoles, 22 de octubre de 2014

MENUDENCIAS PETROLERAS

Para simplificar un poco la interminable discusión sobre los precios petroleros quisiera comentar 3 variables:
1. ARABIA SAUDITA. En noviembre habrá una reunión muy importante de la OPEP. Lo fundamental es discutir si conservar y abrir mercados es más importante que mantener precios. Todo, por supuesto, dentro de extremos manejables. Arabia Saudita parece inclinarse a favor de conservar y buscar nuevos mercados en un momento cuando los antiguos pudieran dejar de serlos en breve tiempo (Estados Unidos). Los sauditas y los Estados Unidos podrían aliarse para competir con Rusia en el mercado europeo. Creo que Arabia Saudita cerraría producción solo cuando los bajos precios atenten drásticamente contra la producción de petróleo y gas de lutitas en los Estados Unidos. El mundo da muchas vueltas. En el pasado los sauditas negociaron con los Estados Unidos hasta donde podían subir los precios petroleros. Ahora discutirán hasta dónde pueden bajar. Hay demasiadas tensiones en el Medio Oriente como para que Arabia Saudita tome acciones directas radicales contra los intereses de su “protector”. Los otros países productores del Golfo harán lo que decida Arabia Saudita. Irán está en espera de una reducción de las sanciones que se le han impuesto. Aspiran a retomar sus volúmenes de exportación y, por esta vez, podrían estar de acuerdo con mantener el status quo.
En resumen, parece que no habrá recortes de producción por parte de la OPEP y si los hay serán proforma. Además, Arabia Saudita no será, por esta vez, el salvador solitario de los demás países que tienen poco o nada que contribuir.
2. Precios y presupuestos. Dos comentarios sobre los cálculos del precio del petróleo que se requiere para cumplir los presupuestos de algunos países. Uno, excluyo a Venezuela de todo cálculo posible porque el ingreso petrolero nunca será suficiente para cubrir los caprichos, la corrupción y la pésima administración del socialismo del Siglo XXI. Dos, todo negocio que está tambaleándose tiene 2 opciones: aumentar los ingresos o disminuir los costos (o ambos). Me pregunto si algunos de los analistas revisaron el contenido de los presupuestos de esos países. El problema de naciones que dependen del precio del petróleo para financiarse es que es la única variable que manejan. Todos salen corriendo a la OPEP para, mediante un “cartelazo”, tapar un problema sin solucionarlo. Lo más seguro es que en Venezuela, con un ajuste presupuestario serio y algunas diversificaciones de la economía, pudiéramos vivir con un precio de $70 por barril y hasta menos. Además, la reducción del precio del petróleo no afecta a Venezuela sino en el tiempo. Ahora, necesitaremos menos años para terminar de destruir al país.
3. Precios y lutitas. A $80 por barril más de un nuevo proyecto de producción de las lutitas no será rentable. Por debajo de $80 se afectarán algunos campos ya operativos. Sin embargo, la mayoría de los analistas concluyen que el petróleo y el gas de las lutitas vinieron para quedarse. 1. La apuesta es que en poco tiempo los precios repuntarán. 2. Los investigadores buscan constantemente una mejoría de la productividad de las lutitas y ya se ha logrado alguna. 3. Los Estados Unidos no van a regresar a ser energía dependientes en gran escala. Si fuera necesario le impondrían un impuesto a las importaciones, subsidiarían a los productores, además de tomar otras medidas para proteger la producción doméstica de petróleo y gas.
PD: No entiendo porque en Venezuela, país de alta inflación por muchos años, se comparan los egresos e ingresos en términos corrientes y no en valores reales. Por ejemplo, en los Estados Unidos, país de baja inflación, en 1980 con $0,33 se podía comprar lo que se adquiere hoy con $1, con $0.13 en 1959 y con $0,73 en el 2000. No nos dice nada comparar los ingresos petroleros de Venezuela de hace 10 o 20 años con los de hoy en términos corrientes.
quiroscorradi@gmail.com 



martes, 14 de octubre de 2014

EPIDEMIA

En el año 2011 se estrenó “Contagion”, una película sobre una epidemia de una enfermedad mortal, desconocida hasta entonces. Expertos en pandemia y virus han acordado que la cinta cumple con los requisitos de la representación de una situación posible. Los dilemas éticos que presenta “Contagion” son tan importantes como los procedimientos para lograr la solución científica de la epidemia. Analicemos algunos de ellos.
I. Uno de los investigadores, al comienzo de la epidemia, violó el principio de confidencialidad, al informarle a su novia de lo que le sucedería si se quedaba en la ciudad. Se acepta que se quiera proteger a los seres queridos, pero si esa acción pone en peligro a la tranquilidad social, entonces es un delito moral. También lo es que la novia pudo salir de la zona en riesgo, mientras muchos quedaron expuestos por no estar advertidos del peligro. (En Venezuela el uso indebido de información confidencial ha hecho millonarios a muchos)
II. Sobre la equidad en la distribución de recursos, la película narra que la burocracia oficial puso un avión a la orden de un senador, dejando a un médico investigador enfermo en el sitio. (En Venezuela el sector oficial y militar tiene prioridad sobre el resto de los ciudadanos para adquirir los recursos escasos)
III. Lo más importante, el manejo de la información. En una época digital donde los ciudadanos pueden informar o comentar sobre lo cierto y lo fantasioso es imposible que el gobierno pretenda ocultarle información al público sobre una epidemia. En resumen, lo que se requiere es información “oportuna y veraz”.
IV. En el siglo XXI, de las tecnologías avanzadas y conflictos armados en casi todo el planeta, es una tentación atribuirle una epidemia al bioterrorismo. Esto, salvo que haya una certeza absoluta no debe hacerse público oficialmente (En Venezuela lo que no hay es información oficial confiable. Todo se manipula, desde las muertes por epidemia hasta la producción de PDVSA)
V. Hay otros dilemas como no respetar un protocolo o violar algunos derechos humanos, si estos no pudieran ser garantizados a todos los ciudadanos, dadas las circunstancias excepcionales que produce una catástrofe.
En cuanto a los protocolos una investigadora que había descubierto la vacuna contra la epidemia, sin mayores pruebas, se la inyectó para demostrar su eficacia. Esto le salvó la vida a muchos. Ella escogió el mal menor que era la posibilidad de morir si fallaba la vacuna. (Se había contaminado expresamente antes)
VI. “Contagion” ataca a un país desarrollado que cuenta con instituciones sólidas y con conexiones directas con los más importantes centros de investigación científica del mundo. Sin embargo, se cometieron varios errores, sobretodo en el retardo de la comunicación al público, lo cual permitió especulaciones alarmistas y hasta ofertas por las redes sociales de un remedio milagroso que curaba la enfermedad (un reporterismo amarillista en combinación con una empresa farmacéutica deshonesta)
VII. Estos problemas de orden ético que debe solucionar un Estado nos recuerda la tragedia de Vargas en el año 1999. Quedan muchas preguntas sin respuestas: ¿se respetaron los derechos humanos, las decisiones se hicieron dentro del marco legal (casos de las adopciones de los niños huérfanos por la tragedia), los recursos se distribuyeron con equidad y justicia, hubo transparencia en la información, las estadísticas de los daños (muertes y pérdidas materiales) fueron fiables?
Ante posibles epidemias en Venezuela, ebola, chikungunia, dengue, etc., la sociedad debe estar alerta y reclamarle al Ministerio de Salud y a todas las instituciones pertinentes, públicas y privadas, que se reúnan para revisar los protocolos existentes y adaptarlos al siglo XXI.
PD: “Contagion” es un problema médico pero los dilemas morales que de esa epidemia se derivan pueden extrapolarse a cuestionamientos éticos de cualquier tipo para todas las sociedades.

¡Sobretodo la nuestra! 

quiroscorradi@gmail.com 

jueves, 9 de octubre de 2014

ENTREVISTA

Alfredo Quintana Carrillo, conocido periodista español, entrevistó cara a cara a Maduro. No habría restricciones en las preguntas (tratarían 6 temas mediante una interrogante para cada uno) Ambos tenían derecho de vetar su publicación. A continuación la entrevista.
1. Política económica.
Quintana: Su política económica para administrar un enorme ingreso petrolero, a la luz de los resultados, parece haber fracasado. Ha habido inflación, desabastecimiento y falta de divisas, al punto que muchos analistas piensan que Venezuela podría entrar en default con sus acreedores externos como ya lo está con los internos.
Maduro: El imperio y los traidores nacionales se han puesto de acuerdo para desatar una guerra económica. Han robado las divisas que le entregaron para importar alimentos y otros rubros. Han escondido los inventarios y permitieron que los alimentos se pudrieran en los puertos de la república. PDVSA y los ministerios se han ocupado de construir puntos de venta de alimentos subsidiados. Hemos impuesto un sistema de precios justos con miles de fiscales en la calle. Cuando alguna empresa incumple la confiscamos. En el Plan de la Patria que nos dejo nuestro Comandante Eterno está todo lo que hay que hacer.
2. Educación.
Quintana: La deserción escolar es alta. Hay más de 2 millones de niños fuera del sistema. Las plantas físicas son un desastre y hay materias como química, física y matemática que no se dictan en las escuelas oficiales por falta de profesores y el analfabetismo regresó.
Maduro: ¡Oye tú! A ti como que te mando el imperio. Las escuelas son un modelo de modernidad. Nunca se había dado mejor instrucción. La deserción ha disminuido y casi no hay niños fuera del sistema. Tenemos los mejores maestros y profesores y nuestras universidades bolivarianas son un modelo para el mundo.
3. Salud.
Quintana: Las epidemias no se reportan. Los hospitales son un desastre. Barrio Adentro colapsó. No hay repuestos para las maquinas de rayos x y tomografías, la mayoría de los quirófanos están colapsados y la medicina privada está acosada por el gobierno y muchas clínicas están a punto de cerrar.
Maduro: Estamos orgullosos de nuestro sistema público de salud. Tenemos equipos de tecnología de punta y nuestros médicos son de categoría mundial. Los fascistas han inventado epidemias y falta de insumos. Aquí nadie se muere por falta de atención médica.
4. Inseguridad.
Quintana: Han aumentado exponencialmente las muertes por crímenes y 90% de los casos quedan impunes. Hay violencia, ataques a la universidad, la justicia está politizada y la guardia nacional comete todo tipo de abusos y se dice que es la que permite el contrabando de frontera, amén de que otros sectores militares están acusados de narcotraficantes.
Maduro: Falso. Armaron un escándalo con el general cónsul en Curazao y ya vieron el resultado. Quedó libre de toda sospecha.
5. Petróleo
Quintana: PDVSA está destruida. Sus refinerías están en constante paro. El número de accidentes y muertes no tienen precedentes y está endeudada. Nos gustaría saber porque está empresa paga la deuda a China cuando no ha recibido un dólar de este país.
Maduro: La derecha fascista no entiende que PDVSA no es una empresa privada. Es una institución del pueblo y como tal no opera para obtener ganancias sino para colaborar con sus esfuerzos al bienestar colectivo.
6. Estilo de gobierno.
Quintana: Usted está todos los días en televisión comentando lo que han hecho o deberían hacer sus ministros. Usted le propone proyectos, improvisadamente, a la multitud que los aprueba y usted los acuerda. Si usted hace el trabajo de 30 ministros ¿Quién hace el suyo?
Maduro: usted no entiende, este es un gobierno de calle y al pueblo lo consultamos. Yo trabajo 18 horas al día y visito los pueblos y ciudades de Venezuela. Salvo algunos pequeños errores, el sistema ha tenido éxito.
Quintana: en otras palabras usted está satisfecho con los resultados a la fecha.
Maduro: Así es. Espero que le haya quedado claro.
Quintana: ¡clarísimo! 
PD: Quintana no publicó la entrevista porque está convencido que a este país lo gobierna un demagogo ciego que cree que Venezuela es poco menos que un paraíso terrenal. Pensó que si publicara esto, no faltaría un ingenuo que se crea las respuestas y lo que sobra en Venezuela son ingenuos. Por eso, esto va para largo.

quiroscorradi@gmail.com